SALUD GENERAL Y DENTISTA

Acudir al dentista al menos dos veces al año no solo cuida tu salud bucal, sino que además puede diagnosticar enfermedades generales y prevenir posibles complicaciones.

Enfermedades cardiovasculares

Los pacientes con enfermedad de las encías  (gingivitis y periodontitis) tienen entre un 25 y un 50% más de posibilidades de padecer un trastorno cardiovascular. Hay que cuidar la salud bucal, en ciertos casos  las bacterias de la boca pueden pasar la sangre y producir graves infecciones en el corazón como es la endocarditis bacteriana.

Según la Asociación Americana de Periodoncia (AAP), usted puede tener una enfermedad de las encías incluso si está en las primeras etapas si:

  • Sus encías están rojas, inflamadas y/o duelen al tacto.
  • Sus encías sangran al comer, cepillarse o usar hilo dental.
  • Si tiene pus u otros signos de infección en las encías o dientes
  • Las encías se van retirando y se ve más largo el diente
  • Mal aliento o sabor de boca
  • Algunos dientes se mueven y parece que se están separando unos de otros.

Enfermedades endocrinas

La enfermedad más grave de las encías (enfermedad periodontal). Impide un control adecuado del azúcar en sangre. Además, según estudios científicos, los pacientes diabéticos son más susceptibles de padecer enfermedad periodontal.

Detección temprana de enfermedades graves

Las revisiones periódicas al dentista permiten detectar lesiones malignas o premalignas en la cavidad oral.

Otras lesiones sistémicas pueden detectarse gracias a alteraciones en los tejidos bucales (por ejemplo la leucemia, anemia).

Enfermedades renales

Algunas enfermedades del riñón producen un sabor desagradable en la boca.

Trastornos del sueño y apnea

En las revisiones dentales podemos detectar variaciones anatómicas que pueden estar relacionadas con apneas del sueño y bruxismo. Estas alteraciones son poco conocidas y se pueden producir sin darnos cuenta, pudiendo llegar a ser muy dañinas.

Nutrición

Una dieta equilibrada y una correcta masticación ayudan a obtener un mejor estado de salud.